El presente (y futuro) de la observación visual